martes, 5 de abril de 2011

Nos queda todo y nada por decir.

  
Estoy pensando que podría de pronto abrir las alas, volar fuera de esta silenciosa prisión, reír en la cara de mi carcelero y, junto a ti, empezar a vivir de nuevo.

3 comentarios:

  1. que bonito !! ^^
    me ha encantado :D
    sigue asi guapaa un besazoo ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues si que es verdad. Y ya puedes ir empezando =)

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ;)